El Proyecto de Ley de Reforma de la Propiedad Intelectual en su recta final.

Tras su paso por el Congreso antes del verano, el Senado aborda esta semana el proyecto de ley de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual. El Grupo Parlamentario Popular va a plantear modificaciones para incrementar las sanciones por piratería y la denominada “tasa Google”. El resto de grupos de la oposición por su parte, ha presentado seis vetos para que el texto sea devuelto a la Cámara Baja. 

Si se introducen cambios en el Proyecto de Ley, que es altamente probable, dado que el Grupo Popular ha presentado cinco enmiendas, la norma tras ser aprobada en el Senado sobre mediados de octubre, volvería al Congreso para su definitiva aprobación. Por lo que su entrada en vigor se prevé para la enero de 2015.

Entre las enmiendas del PP destaca la propuesta de elevar las sanciones contra la piratería en Internet elevando las infracciones "muy graves" a cuantías de 300.000 hasta 600.000 euros. En este punto, el Congreso estableció que la Comisión de Propiedad Intelectual, podrá intervenir para el cierre de webs: "Siempre y cuando hubiera un nivel apreciable de audiencia en España de dicho prestador o volumen apreciable de obras y prestaciones protegidas no autorizadas puestas a disposición o difundidas".

Ahora, en el Senado, el PP quiere aumentar las sanciones económicas como "elemento disuasorio". De esta forma, se duplicarían las multas máximas en las cuantías señaladas, para aquellas páginas de enlaces que incumplan los requerimientos de retirada de contenidos declarados infractores.  

En cambio, entre las enmiendas del Grupo Popular no se recogen propuestas relativas a una modificación de la llamada 'tasa Google', una compensación económica para editores de noticias por la explotación de sus contenidos en el ámbito de los agregadores de noticias en Internet, un aspecto que generó bastante polémica con los grupos de la oposición en el mes de julio, durante su primer paso por el Congreso.

         El Grupo Parlamentario socialista, sí ha registrado una enmienda con la que propone que los editores tengan la posibilidad de decidir si quieren ser compensados por los prestadores de servicios de agregación de contenidos. En concreto, en la enmienda se argumenta que la "irrenunciabilidad a la retribución por el enlace de contenidos puede crear inseguridad jurídica a los usuarios de Internet, así como a los editores de medios digitales que no desean ser retribuidos por los agregadores que enlazan sus contenidos".

El PP tampoco ha planteado cambios para la compensación económica por copia privada con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, un sistema aprobado por Real Decreto en diciembre de 2012 con el que se sustituye la recaudación obtenida a través del canon digital y ha generado controversia en el sector y en los grupos de la oposición.

Precisamente, hace unos días el Tribunal Supremo acordó preguntar al Tribunal de Justicia de la Unión Europea si este sistema se ajusta a la legislación europea. En caso afirmativo, el Supremo cuestionará si la cantidad total destinada por los PGE a la compensación, "aún siendo calculada con base en el perjuicio efectivamente causado, debe fijarse dentro de los límites presupuestarios establecidos en cada ejercicio".

Respecto a los derechos de alquiler y préstamo de libros, el Grupo Popular en el Senado traspone una directiva europea sobre esta materia "para aclarar que es el préstamo de libros" y evitar que "bibliotecas públicas cobren por coger prestado un libro".

Varios grupos de la oposición en el Senado han presentado seis peticiones al Gobierno para que devuelva a la tramitación del Congreso la Ley de Propiedad Intelectual, El Grupo Socialista en el Senado detecta varios vicios. En concreto, echa en falta un diagnóstico de la situación real de la industria cultural y de su relación con las nuevas tecnologías, así como un análisis detallado de los aspectos más conflictivos en el uso de bienes y servicios protegidos por la legislación de propiedad intelectual.

Si todo marcha según lo previsto, dada la mayoría absoluta del Partido Popular, la Ley de reforma de la Propiedad Intelectual entrará en vigor en enero de 2015.